El día después de mañana

El_ojo_bibliotecario

Sólo fuego

El cine catástrofe siempre apuesta a llevar la historia a niveles tan extremos para que sus espectadores puedan experimentar la esencia humana en tales condiciones. Esta vez, en “El día después de mañana” la catástrofe es climática: una condición extraordinaria hace que el hemisferio norte se sumerja en una era de hielo y los políticos se dediquen a negociar con los “afortunados” del hemisferio sur las condiciones de refugio de su población aterrorizada.
Primero es un tsunami, luego un precipitado descenso de temperaturas a niveles bajo cero. Todo se congela en un paisaje extraño en donde el mar se ha mezclado con las ciudades, los barcos circulan entre los edificios, los animales salvajes deambulan y la población desprevenida queda atrapada por el hielo.
Los personajes de la historia están en la ciudad de Nueva York y encuentran en la Biblioteca Pública el edificio para resguardarse de la inclemencia climática. El protagonista es el hijo del héroe, así que espera el rescate junto a sus amigos y otro grupo de personas. El desafío es encontrar la manera de sobrevivir a las temperaturas tan bajas.

aaaaaaaaaaaaabbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb
El ser humano ha perdido el pelo pero no las mañas para generar calor… y nuestros personajes están en un lugar en donde abunda combustible: papel. En el proceso de combustión, se necesita que el combustible tenga la suficiente biomasa para que en su oxidación, con ayuda de altas temperaturas, genere luz y calor. Por lo tanto, todas las cosas que contienen carbono, se incendian con facilidad: hidrocarburos, maderas, y también papel, por supuesto.
Es en este punto de la historia cuando entra en juego el elemento cultural asociado al libro. Quizá los mejores diálogos se encuentran cuando los refugiados recorren las instalaciones de la biblioteca recolectando todo lo que se pueda quemar:

Jeremy: ¡Friedrich Nietzsche! ¡No podemos quemar a Friedrich Nietzsche, fue el pensador más importante del siglo XIX!
Elsa: ¡Oh, por favor! Nietzsche fue un cerdo chovinista, quien estaba enamorado de su hermana.
Jeremy: No fue un cerdo chovinista.
Elsa: Pero estaba enamorado de su hermana.
Brian Parks: Ey… ustedes… sí… hay toda una sección de legislación impositiva aquí que podemos quemar.

Se puede estar a favor o en contra de un filósofo o de los impuestos, estas subjetividades atraviesan a los personajes cuando tienen que decidir si sobrevivir o conservar los documentos. ¿Qué se quema?, ¿qué se salva?:

Elsa: ¿Qué tienes ahí?
Jeremy: La Biblia de Gutenberg… estaba en la división de libros raros.
Elsa: ¿Piensas que Dios va a salvarte?
Jeremy: No… no creo en Dios.
Elsa: Pues sostienes esa biblia muy fuerte.
Jeremy: La estoy protegiendo.
[pausa mientras Elsa mira a Jack arrojando libros al fuego]
Jeremy: Esta biblia… es el primer libro impreso. Representa… los albores de la Edad de la Razón. En lo que a mí respecta, la palabra escrita es el mayor logro de la humanidad.
[Elsa resopla]
Jeremy: Te puedes reír… pero si la civilización occidental está acabada… yo voy a salvar al menos una pequeña parte de ella.

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

 

 

 

 

 

 

 

Ficha técnica
The day after tomorrow (2004) – El día después de mañana
Director:
Roland Emmerich
Reparto:
Dennis Quaid, Jake Gyllenhaal, Emmy Rossum

Anuncios

Alerta bibliográfico y Destacado del mes

Logo. Destacado

Código Civil y Comercial de la Nación

En esta nueva edición del “destacado del mes” te contamos acerca de la incorporación del nuevo Código Civil y Comercial de La Nación en sus diferentes presentaciones: pocket, comentado y orientado a contadores. Con ellos podrás actualizarte en materia legislativa a través de los 2.500 artículos que regulan la vida de las personas, entre los que se destacan:

Convenciones matrimoniales

Uniones convivenciales

Matrimonio

Protección de la vivienda

Divorcio

Adopción

Responsabilidad parental

Reproducción asistida

Capacidad de las personas

Protección del consumidor

Propiedad indígena

Alerta. Junio 2016