No estás sola

 

El_ojo_bibliotecario

En el mundo de los Wormwood todo está al revés. El padre se dedica a estafar personas vendiendo vehículos destartalados. La madre tiene al bingo como actividad principal del día y el hijo mayor, si bien se sabe poco de él, es el encargado de incorporar las “valiosas” lecciones de sus padres. Todo va bien en esta familia dedicada a la vanidad y a la vida fácil del consumismo sin valores morales. Todo va bien… hasta que nace Matilda.
Si los Wormwood son ejemplo de una familia mediocre, Matilda es la representación de lo opuesto. No continúa con el legado porque su inteligencia precoz le permite comprender la realidad en la que está inserta. Sabe que es niña y que está legalmente atada a sus padres, pero precisamente aprovecha la ignorancia de los adultos para educarse a sí misma.
Para los cuatro años ya es autosuficiente, y también una lectora avanzada. Recurre a la biblioteca pública para continuar con sus lecturas y encuentra el acceso infinito a la literatura, que será su gran maestra durante muchos años… hasta que finalmente su padre decide mandarla a la escuela.

matilda2
Como corresponde, la escuela es peor. La directora se llama Tronchatoros, es ruda y despiadada, gusta de lanzar niños por la ventana y dice “no entiendo porqué los niños tardan tanto en crecer, quizá lo hacen a propósito sólo para molestarme”.
Tanto el padre como Tronchatoros repiten la frase “yo soy inteligente y tu tonta, yo estoy bien y tu mal, soy grande y tu pequeña, y no hay nada que puedas hacer para cambiarlo” como para dejar en claro que ningún niño tiene derecho a nada.
Pero no todo es tan malo, la Señorita Miel es la maestra del grado de Matilda y allí, por fin, nuestra pequeña heroína descubre lo que es el aprendizaje basado en el cariño.
La importancia de los libros en la educación de Matilda es el eje de la historia. Si no hubiera ido a la biblioteca, nunca habría tenido acceso al conocimiento. Pudo descubrir, con la ayuda de la bibliotecaria referencista, que su curiosidad se podía satisfacer. No importaba qué quería saber, en la biblioteca algo encontraba. Como dice el relator en off: “entonces Matilda continuó creciendo, nutrida por las voces de todos esos autores quienes mandaron sus libros al mundo como barcos en el mar. Esos libros le dieron a Matilda un esperanzador y reconfortante mensaje: no estás sola”. No estás sola y el mundo no es como dicen los Wormwood.
La literatura es la protagonista: “Los libros la transportaron a nuevos mundos y la introdujo a gente increíble que vivieron vidas emocionantes. Ella navegó con Joseph Conrad. Fue a África con Ernest Hemingway y a la India con Rudyard Kipling. Viajó por todo el mundo mientras estaba sentada en su pequeña habitación”.

Afiche

 

 

 

 

 

 

 

 

Ficha técnica
Matilda (1996)
Basado en la novela homónima de Roald Dahl
Dirigido por Danny De Vito
Reparto: Danny De Vito, Rhea Perlman, Mara Wilson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s