¿Ya rendiste la materia o es la “primer vez”? ¡NO! Es la “primera vez”.

Castellano

Voy en auto y me detengo a preguntar por una dirección, alguien, gentilmente, me da las indicaciones del caso y comienza: “llega a la esquina, dobla a la derecha y en la primer calle que encuentra…”. No lo puedo evitar, ahí no más me bloqueo debido a la ansiedad por explicarle a la amable persona que en esa frase no se dice primer sino primera. Obvio, me olvido de cómo llegar.
Voy al médico y la secretaria me pregunta: -¿“la primer vez”?- yo, sin dudar, le respondo -“no, la primera vez“- Por supuesto me mira con cara de pocos amigos.
Me planteo si soy yo o es que cada vez se emplea peor el idioma.
———————————————————————————————————
La palabra primer -que es un adjetivo ordinal- sólo equivale a primero, en masculino, por lo que no es apropiado su uso con valor femenino en lugar de primera, como, por ejemplo: la primer vez.
Se apocopa en la forma primer cuando precede a un sustantivo masculino singular, aunque entre ambos se interponga otra palabra: el primer ministro, mi primer gran amor, tal como explica el Diccionario panhispánico de dudas. Cuando es femenino se conserva la forma plena primera. La apócope ante sustantivos femeninos es un arcaísmo que debe evitarse.

Fuentes consultadas:
http://lema.rae.es/dpd/srv/search?id=rpVvFSy2sD6XdbqzWb
http://www.fundeu.es/recomendacion/primera-vez-no-primer-vez-1326/

Anuncios

Los jugadores de dados

Logo. DestacadoRodolfo Walsh

La Biblioteca Nacional nos entrega la reedición de este breve y magistral relato de Rodolfo Walsh, publicado a comienzos de los años cincuenta. Precedido por un prólogo de Horacio González y una nota explicativa de Roberto Baschetti, este cuento nos regala una fábula teológica de ambientación Kafkiana y con olor a Borges, como explica el director de la Institución: Aún el Walsh más apegado al escenario político de la época y a sus notorias crueldades, se atenía a figuras del destino, precisas adjetivaciones y cáusticas modulaciones verbales que provenían del bibliorato borgeano”.

Los cuatro jugadores se condicen con los lados del instrumento mientras sus actitudes coquetean con la suerte, y el juego no deja de ser nunca ese enfrentamiento de espejos que repite hasta el infinito la insignificancia de nuestras vidas y las decisiones que supuestamente tomamos.

HOLAHOLAHOLA

Alerta. Octubre 2015

Evaluándonos

Logo_Rincon2

¡Paremos un momento!, ¡es hora de reflexionar! En las entregas 2, 3 y 4 de nuestra página te contamos la historia del hombre sobre la tierra. No lo hicimos caprichosamente, sino para ejemplificar reflexivamente los diferentes usos que puede tener el lenguaje.

De la historia de Homo podemos inferir:

*Es un escrito breve y humorístico, que nunca podría constituir un texto científico aunque contenga datos avalados por la investigación histórica.

*Sí, un simple escritor literario puede promover y reavivar intereses hacia lo científico, y abrir paradigmas hacia la investigación a partir de datos constatados, aunque no es el caso de este simple cuentito

*Relatar viene de la más arraigada y primigenia época de la oralidad. Lo que nos dice un texto científico, en cambio, no se reduce a contar simplemente. Para arribar a conclusiones ha de pasar por concienzudos estudios previos, hipótesis, investigaciones, postulados.

*Es característica humana el hecho de “contar”, pero, ¿para decir qué, a quién, por qué? No hay ciencia en el mundo que pueda estudiar ese deseo irreprimible del hombre de contar sus cosas.

*El autor de ficción puede narrar y recontar lo mismo que cualquier otro haría, pero presupone que lo hará de una manera nueva y original, imponiendo su sello, enfatizando en el otro lo asombroso e inesperado.

*Lo mismo un ideólogo que piensa en aquello que aún nadie pensó, ejemplo, los autores de ciencia ficción en muchos casos han hecho ruido hacia las investigaciones científicas.

*La literatura como ejercicio se maneja con verosimilitudes, siempre desde la ficción, no postula verdades absolutas, ni ciencia alguna verificable.

*O sea que lo que has leído durante las tres primeras páginas, aún con datos emanados de diversas fuentes de estudios, no es una mentira, pero sí, una ficción. Como dato real es objetable, como ficción, no.

*Y como ficción, se dará cuenta el lector de que el relato ha saltado miles y millones de años en una brevedad de síntesis, tanto, que hasta las épocas parecieran estar pegadas entre sí. Esto se debe a “lo mágico” del texto literario, que puede obrar “minutos”, en cantidad indefinida de párrafos descriptivos, o “siglos” contados en un par de renglones.

————————-

 

Dejanos un comentario…

 

La lectura que cura

El_ojo_bibliotecario

La imagen es elocuente: un hombre sufre grandes quemaduras en su cuerpo, está totalmente vendado, tendido en la cama. El dolor hace que se sumerja en un sueño ligero y agitado. Una mujer, sentada a su lado, le lee.
Es una escena de la película “El paciente inglés”, la enfermera Hana cuida del maltrecho hombre, quien se niega a contar su historia. Lo que ocurre con los personajes es extenso y complicado, pero en esta sección nos detendremos en el aspecto terapéutico de la lectura.
Es cierto que lo que está haciendo Hana es simplemente acompañar y entretener a una persona que ha quedado reducida al sentido del oído, pero leerle a un convaleciente es una tarea más delicada por lo que trae consigo.

elojo 2
Esta actividad tiene nombre propio y es biblioterapia, se trata de seleccionar cuidadosamente un texto para que el paciente interactúe positivamente con el material y lo ayude en su proceso de curación.
Esta práctica es tan antigua como los libros y se aplica individualmente o en grupo. Claro está que no se trata de una panacea pero es un elemento más que ayuda en los procesos de sanación. Sus fundamentos se encuentran en la psicología y toma a la literatura como vehículo para transmitir experiencias y valores. Seguramente la mayoría de las obras seleccionadas en biblioterapia no fueron creadas con fines terapéuticos, pero así es la literatura. Un texto tiene tantos significados como personas lo leen. La sensibilidad que requiere conecta al lector con su problema y se abre la puerta a la meditación, la objetivación y la toma de conciencia de la enfermedad. La lectura, además, genera intimidad: fundamental en un paciente hospitalizado.

elojo 1

 

 

 

 

 

 

 

Ficha técnica

El paciente inglés (1996) – “The English Patient”

Director y guionista: Anthony Minghella

Actores: Ralph Fiennes, Juliette Binoche, Willem Dafoe

George Boole y su gran aporte

El 2 de noviembre pasado se cumplieron 200 años del nacimiento de George Boole y Google le rindió homenaje con uno de sus sorpresivos doodles.

4 denoviembre 1
Ahora bien, ¿por qué nos interesa destacar el natalicio de un matemático inglés? Quizá porque, y seguramente sin saberlo, usamos su teoría cuando nos disponemos a buscar información en un sistema informatizado.
Su teoría permaneció en la oscuridad muchos años, hasta que las investigaciones de Claude Shannon llevaron a reconocer el trabajo de Boole como optimizador de los mecanismos de sistemas electromecánicos. Shannon es recordado por su “teoría matemática de la información”, por lo tanto, precursor de los estudios de la comunicación por medios electrónicos. De la telefonía de los años 30 a la búsqueda en internet, hay otra historia, pero Boole está presente con fuerza.
Hablar de “álgebra booleana” es empezar a imaginar círculos e interceptarlos, como también recordar los tres tipos de combinaciones posibles entre esos conjuntos, son los famosos AND, OR y NOT. Por ejemplo, cuando escribimos “anatomía humana” en un buscador, el sistema de recuperación transforma esa expresión en “anatomía AND humana”, dejando claramente afuera expresiones como “anatomía canina” o “fisiología humana”. Esto es Boole en acción, ahora imaginar cómo operan los otros dos comandos es muy sencillo: OR incluye ambos conjuntos y NOT excluye la segunda parte de la ecuación. Esta teoría creció hasta lo que se conoce como “lógica booleana extendida”, lo que significó la incorporación de nuevos operadores como XOR, ADJ, NEAR, SAME, WITH, etc.
Hoy, no todas las búsquedas se resuelven con esta teoría, incluso tiene sus detractores, pero es innegable la importancia que aún tiene en la aritmética computacional.