Buscando al gran cuentero de la historia…

Logo_Rincon2

¡Oh, magia! El homo ¡Habla!

   La voz del primer homo se hizo menos gutural, más articulada y sofisticada, inventaba su propio lenguaje dejando atrás aquellos balbuceos primarios. La vida era ahora diferente, el Sapiens hablaba cada vez mejor y era perspicaz: migraba si el paisaje le era inhóspito, o sembraba la tierra y domesticaba animales si el paisaje le era pródigo. Su dieta había cambiado de herbívora a omnívora, entonces era más alto y elegante, sus rasgos se iban puliendo, refinando, y de pronto, se hallaba inserto en el punto culminante de sus progresos: su sapiencia ¿Qué más pedirle al destino?

   Homo se encontró un día pensando y hablando su propio pensamiento, y ni se asombró; ya su historia había dado un giro fundamental.

¿De qué hablaba el primer Sapiens Sapiens? aunque no lo sabemos, bien podemos suponerlo:

De cosas inmediatas como las inclemencias del tiempo, de cómo conseguir comida, o de algo menos racional, pero igual de necesario: hablaba para comunicarse, fijar dominios, y para conquistar a la pareja. También el habla le ayudaría a explicar a sus congéneres aquellos fenómenos que sus razonamientos no podían descifrar: el sol, la luna, la imponencia del cielo, los desastres naturales, la vida y la muerte. Con aproximadas respuestas a tantos interrogantes, y con una fluidez básica hacia su apretado clan, Homo Sapiens se atrevió a poner los primeros pilares de su civilización en la tierra.

   Por la tarde, a la caída del sol y cuando ya la tarea de recolección o caza habían cesado y el día ya tomaba forma de noche, se encendía el fuego de las hogueras y los hombres se sentaban en derredor de ella a descansar en el suelo, a plena luz de las estrellas. Hablaban rudimentariamente de las experiencias vividas aquel día, del peligro o la fortuna que los había acompañado en la jornada. Y también de lo inexplicable, porque lo inexplicable era entonces permanente y mágico, aparecía en todo momento, en todo relato. Al calor de las historias recientes, crujientes de fuego, ríspidas, acaso elementales y toscas, los hombres se dormían esa noche, envueltos en su propia imaginería, y ahí, justamente, remontaban el vuelo hacia los pensamientos más remotos e insospechados que nunca se acotaban, que siempre irían por más…

 

Fragmentos de “El lenguaje es un problema espiritual”, libro de autor en proceso: Nora Sielas 2015

———————————————————————————————————

Este es nuestro momento interactivo. Te invitamos a participar con tu opinión:

¿Qué dialogaban los sapiens según tu criterio?, dejá volar tu imaginación y aproximanos a esas charlas imperdibles.

Anuncios

Otlet y la organización del conocimiento

Google homenajeó a un hombre visionario en uno de sus famosos doodles

 11111111Hace ya un mes, el pasado domingo 23 de agosto, se cumplieron 147 años del natalicio de Paul Marie Ghislain Otlet, cofundador del Mundanuem.

Por qué queremos destacar su figura? Porque la labor desarrollada por él tiene mucho que ver con la búsqueda de la información y con el trabajo que se realiza, entre otras cosas, en las bibliotecas.

Difícil imaginar un mundo antes de Internet, ¿verdad? Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XIX Paul Otlet imaginó e ideó algo así, lo que hoy conocemos como Internet

Nacido en Bruselas, Bélgica, el 23 de agosto de 1868, Paul Otlet se graduó como abogado en 1890. Y fue justamente durante su período de formación profesional, cuando comenzó su preocupación por encontrar un modo de facilitar el acceso a la información almacenada para el mayor número posible de personas, y que a su vez pudiera estar al alcance de todos desde la comodidad de sus propios hogares.

Así, en 1895, junto a Henri La Fontaine (jurista y futuro premio Nobel de la Paz) trabajó en su ciudad natal para crear la bibliografía universal con un depósito de más de 12 millones de fichas y documentos de búsqueda, con el objetivo de crear un archivo donde se pudiera almacenar todo el conocimiento disponible en el mundo. Fundó entonces el Instituto de la Documentación que se dio en llamar el Mundaneum.

De este modo, puede decirse que Paul Otlet anticipó y tuvo una influencia vital en la creación de la World Wide Web. De hecho, su idea de una gran red de conocimientos incluía nociones de hipervínculos, redes sociales y la posibilidad de una clasificación distribuida. Por ello se lo considera el precursor de Internet y de las enciclopedias informáticas de la actualidad, y fundador de la ciencia de la Bibliografía y de lo que actualmente se conoce como la Ciencia de la Documentación.

Sus mayores logros incluyeron además la creación del Instituto Internacional de Bibliografía (IIB) actualmente Federación Internacional de Información y Documentación (FID), el Repertorio Bibliográfico Universal (RBU), la Clasificación Decimal Universal (CDU) (1) y distintos documentos que sirvieron para cimentar las ciencias anteriormente citadas.

2222222222222222222222

El Mundaneum, que se encontraba originalmente en el Palacio del Cincuentenario de Bruselas (Bélgica) se trasladó en 1930 a Mons (Valonia). Alberga en la actualidad los archivos y un museo dedicado a Paul Otlet.

333333333333333

Mueble con cajones de fichas bibliográficas del Sistema Bibliográfico Universal del MUNDANEUM, que en la actualidad se halla en Mons, Bélgica

Google lo homenajeó con un Doodle como la primera persona que se interesó y diseño un plan para ordenar el conocimiento y toda la documentación producto del mismo.

Notas

(1) (Clasificación Decimal Universal-CDU). Sistema de clasificación que divide el conocimiento en diez clases, a su vez en diez subclases cada una y así sucesivamente y muy efectivo para clasificar y ordenar fondos bibliográficos  en muchas bibliotecas del mundo entero.

 

Referencias bibliográficas

http://www.piuratvonline.com/noticias/peru/515-mundaneum-el-doodle-de-hoy-es-un-homenaje-de-google-a-otlet.html

http://www.diariolaprovinciasj.com/elmundo/2015/8/23/mundaneum-anos-natalicio-paul-otlet-google-homenajea-doodle-37046.html

https://es.wikipedia.org/wiki/

 

USO INCORRECTO DEL SUBJUNTIVO

Castellano

Si tendría….

Si iría….

¡NOOOO! ¡DUELEN LOS OJOS DE SÓLO VERLO!

¡Y LOS OÍDOS AL ESCUCHARLO!

Compartimos esta nota sobre el uso incorrecto de un tiempo verbal, muy extendido en los medios de comunicación e incluso en textos académicos. La fuente es el Departamento de Español Urgente de la Agencia Efe:

Haciendo un repaso de todos los manuales y libros de estilo, de los diccionarios de dudas, y demás publicaciones dedicadas a advertir sobre los errores en el uso del español y aconsejar cómo debe escribirse y hablarse nuestra lengua, observamos que en muy pocos de ellos aparece una llamada de atención sobre el mal uso del pretérito imperfecto de subjuntivo.

Veamos qué dicen los cuatro que dedican algún comentario a ese error.

– El Diccionario de incorrecciones, particularidades y curiosidades del lenguaje, de Andrés Santamaría, Augusto Cuartas, Joaquín Mangada y José Martínez de Sousa, dice:
Pretérito imperfecto de subjuntivo (empleo vicioso).
El lugar de donde se lanzara el proyectil (forma incorrecta).
El lugar desde donde se lanzó el proyectil (forma correcta).

– En el Libro de Estilo de ABC encontramos lo siguiente:
Subjuntivo por indicativo: Evítese el extendido empleo del imperfecto de subjuntivo (cantara) como equivalente del indicativo (había cantado, cantó) en oraciones introducidas por un relativo. Escribir «La sesión, que comenzara a las cuatro de la tarde, se prolongó hasta la madrugada» es un arcaísmo pedante, ajeno al buen uso del castellano moderno. Lo correcto será: «La sesión, que había comenzado…».

– Leonardo Gómez Torrego, en su Manual de Español Correcto, dice que «hay que procurar desechar por pedante y arcaica la forma del pretérito imperfecto de subjuntivo en -ra con el valor de un pretérito perfecto simple o de un pluscuamperfecto de indicativo: Los puntos que el Madrid ganara el domingo pasado los perdió ayer en el Bernabéu (forma incorrecta)
Los puntos que el Madrid ganó (forma correcta).
Más absurda e incorrecta sería la forma en -se (ganase) para expresar los mismos valores».

– Por último, el que más espacio dedica a la advertencia sobre ese mal uso es nuestro Manual de Español Urgente: «No debe aparecer en los despachos de la agencia la forma cantara como equivalente de había cantado o de cantó. (“La sesión, que comenzara a las cuatro de la tarde, se prolongó hasta la madrugada”). Se trata de una pedantería ajena al buen empleo del español moderno (o de un influjo gallego o asturiano). Cantara tuvo ese valor de pluscuamperfecto de indicativo, heredado del latín en la Edad Media, pero lo fue perdiendo, y adquiriendo el de imperfecto de subjuntivo hasta que confundió sus usos con los de cantase. Fueron los poetas románticos quienes, para “medievalizar” su estilo, resucitaron el antiguo valor ya olvidado de cantara, y desde entonces se ha mantenido en la literatura. Pero debe estar ausente del lenguaje periodístico, donde ha penetrado por las citadas causas».Y termina diciendo nuestro Manual: «De ningún modo puede emplearse cantase como tal pretérito de indicativo (“La noticia que esperásemos durante tanto tiempo ha llegado por fin”), ya que nunca tuvo tal valor».

footooo

Ahora agregaremos otras explicaciones ya que –como los errores son difíciles de erradicar- es preferible saber el porqué de ellos y así intentar no cometerlos otra vez. A saber:

“A lo mejor” siempre acompañado de indicativo

A lo mejor’ es una expresión adverbial que se utiliza con el mismo sentido de ‘quizás’ pero, mientras ésta debe ir acompañada de un verbo en subjuntivo (Quizás te pase a buscar”), ‘a lo mejor’ siempre debe acompañarse del modo indicativo (“A lo mejor te paso a buscar”)

Para que nunca se nos olvide esto, primero debemos tener presentes las diferencias entre ambos modos verbales: el subjuntivo (irrealis) y el indicativo (realis). El primer modo acompaña oraciones hipotéticas o inciertas (posibilidades, probabilidades) mientras que el segundo dota a la oración de certeza (‘enuncia como real lo expresado por el verbo’, dice la RAE).
“Quizás te paso a buscar” (forma incorrecta)
“Quizás te pase a buscar” (forma correcta)
“A lo mejor te pase a buscar” (forma incorrecta)
“A lo mejor te paso a buscar” (forma correcta)

 

El subjuntivo NO puede reemplazar al indicativo

El pretérito del subjuntivo o, simplemente, imperfecto, se caracteriza por sus terminaciones en -se o -ra (moviese / moviera). Con esta construcción podemos expresar acciones o estados pertenecientes al pasado para cuya realización estaba previsto que se diera una condición. Por ejemplo: “Iba a comer cuando llegaras“.

Entonces, utilizamos el Pretérito Imperfecto del Subjuntivo cuando:

  • expresamos una acción simultánea o posterior a otra en el pasado. “Nos pidió que se lo prestáramos“. / “Nos pidió que se lo prestásemos“.
  • al referirse a acciones anteriores al momento de la enunciación que pueden no haber tenido lugar. “Tal vez no fuera al cine anoche“. / “Tal vez no fuese al cine anoche“.
  • mencionamos acciones simultáneas o posteriores al momento de la enunciación. “Nos gustaría que ella estuviera aquí ahora mismo“. / “Nos gustaría que ella estuviese aquí“.
  • construimos frases condicionales. “Si pudiera, me cambiaría de casa“/ “Si pudiese, me cambiaría de casa“. ¡NUNCA! Si podría, me cambiaría de casa
  • al hacer enunciados que se encabecen por ‘aunque’. “Aunque fuera a la playa, no me bañaría” / “Aunque fuese a la playa, no me bañaría“

Es importante señalar que el uso de este subjuntivo con el valor temporal de pasado anterior a otro pasado (equivalente al pretérito pluscuamperfecto) es considerado un arcaísmo y debería eliminarse del habla correcta, tal como pregonan los diccionarios arriba mencionados.

Fuentes consultadas:

http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae

http://www.poemas-del-alma.com/blog/taller

http://www.ediunc.uncu.edu.ar/public

Agradecimiento:

A Fernanda Sofía G.G. por su sugerencia

Alerta bibliográfico y Destacado del mes

Logo. Destacado

Los croquis de viaje en la formación del arquitecto y el diseñador

Alberto Bellucci, arquitecto y director del Museo Nacional de Arte Decorativo, nos ofrece en este libro cientos de croquis de viaje y dibujos de arquitectura, concebidos primeramente con un destino íntimo y privado. Reproducidos en su tamaño natural para respetar en integridad al modelo original, se ofrecen en esta obra, como “estímulo en la indagación siempre fascinante, de la relación que el hombre, en cualquier lugar del mundo, busca entre si mismo y el entorno natural o construido”, tal como dice el autor.
Esta publicación es de suma utilidad para aquellos estudiantes que quieran conocer acerca de la historia de la arquitectura y, en especial, el diseño de estructuras de lo más variadas (Barroco, Edad media, etc.). Sus croquis y bocetos desarrollan perspectiva de un punto, de paisajes, axonometrías, cortes perspectivados y paisaje urbano, entre otras cuestiones importantes para los estudiantes de arquitectura o diseño gráfico.

sdfjklsdjflksdjfksldjflsdjflsdfs

Alerta. Julio 2015

Presentación del libro “Momentos”

Logo_Rincon2Integrantes del Rincón del Escritor presentaron una antología de cuentos breves consagrando al taller de escritura creativa como un espacio de gran relevancia para el desarrollo de la literatura novel, el mismo está dictado por la docente Nora Sielas en la Biblioteca Leopoldo Marechal.

FOTO 1

La presentación del libro “Momentos” contó con la presencia de los autores de cada cuento, familiares y amigos que apoyaron la iniciativa de recopilar en un libro las experiencias personales a través de la literatura.

FOTO 4 +

También estuvo presente el tenor Antonio De Luca quien interpretó “Nessun Dorma” de Giacomo Puccini, entre otras.

FOTO 3

El libro trata, literalmente, de narraciones breves que relatan momentos de nuestras vidas y que cada uno de los escritores plasmó al papel tejiendo una historia en común; durante la presentación cada uno de los protagonistas compartió con los asistentes fragmentos de sus obras.

FOTO 5

Es una obra de autor cuyo valor agregado está puesto en el empeño de los escritores, que con el esfuerzo propio han costeado la edición y publicación del mismo y que llena de orgullo al Rincón del Escritor como espacio para la creación y el desarrollo de la literatura.

FOTO 2