Sobre rodetes, faldas y anteojos

El_ojo_bibliotecario

En los posts “La momia, la bibliotecaria y los dos errores” y “La biblioteca galáctica” se han descubierto a dos personajes que se ajustan perfectamente a la imagen o idea aceptada comúnmente sobre las bibliotecarias.

En el artículo “The female librarian in film: has the image changed in 60 years?”, Julia Wells repasa films desde 1940 y encuentra que el estereotipo sigue firme, a pesar de algunos intentos por representar mejor la realidad.

La mirada de la industria cinematográfica se nutre del imaginario colectivo, y además la influye formando a la opinión pública. Este círculo de influencias da lugar a los estereotipos: figuras de acción, héroes, villanos, vamps, nerds y… bibliotecarias aburridas.

Pareciera que para trabajar en una biblioteca, primero hay que ser mujer, preferentemente soltera, ratón de biblioteca, amargada, con ropa modesta, anteojos y peinado con rodete. Una bibliotecaria de molde debe preocuparse neuróticamente por llamar al silencio y vivir sólo para los libros; si tiene sueños o ambiciones, consistirán en casarse y, eventualmente, encontrar otro trabajo.

En “It’s a wonderful life” (1946), un ángel llamado Clarence le enseña a George cómo sería su vida si no existiera. Entre las consecuencias catastróficas, su esposa Mary será una bibliotecaria triste y solterona. El diálogo entre George y Clarence lo refleja:

– ¿Dónde está Clarence?
– No te va a gustar George
– ¿Dónde está?
– Es una solterona, nunca se casó
– ¿Dónde está?
– Está, está… a punto de cerrar la biblioteca hoy
– ¡Ay! Debe haber un modo más fácil de ganarse unas alas…

It's a wonderful life

En films recientes comienzan a aparecer bibliotecarias más humanas, más reales (aunque siguen siendo mujeres). Como Emily, la bibliotecaria soltera y embarazada que aparece en “The station agent” (2003). El guión de esta película, se permite hacer una broma con respecto al estereotipo cuando Finbar, el protagonista, habla con su amigo sobre “la fantasía de la bibliotecaria”:

– Fuera anteojos, cabello suelto, libros volando
– Emily no usa anteojos
– Cómprale unos, vale la pena…

the station agent

Referencia
Wells, Julia A. (2013) “The Female Librarian in Film: Has the Image Changed in 60 Years?, ” iSchool Student Research Journal: Vol. 3: Iss. 2, Article 2. Available at: http://scholarworks.sjsu.edu/slissrj/vol3/iss2/2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s