Irse por las ramas…(1ra. Parte)

Logo_Rincon2

La culpa la tuvo el cráter de Chicxulub, y por supuesto, el Lemúrido 

    ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Nos fabricó un Dios a imagen y semejanza? ¿Somos de verdad hijos de Adán y Eva? ¿Nos dejaron aquí los extraterrestres en algún viaje astral? O, por el contrario, ¿evolucionamos a partir de una finita, insignificante molécula?

Voy por esta última: la de la finita insignificante molécula celular evolucionada, y me sumo a los que me cuentan que hace unos 65 millones de años atrás, la tierra fue impactada por un mega-meteorito por segunda vez -dicen que el primero ya había formado un cráter despiadado en la antártica “Tierra de Wilkes”-, en cambio esta vez la colisión fue lejos de allí, en zonas tibias. La violencia de caída de esta roca incandescente hizo temblar al trópico todo, golpeando de lleno en el mar y formando olas tan espeluznantes que sumieron al planeta en gran cantidad de tsunamis a la vez, ¡vaya piedra! diría mi abuela.

Este impacto formó el “Cráter de Chicxulub”, en Yucatán, Golfo de México, y cambió para siempre los destinos de la tierra. Las partículas de polvo y gas oscurecieron el sol, el aire se tornó irrespirable y un frío eterno volvió a azotar el medioambiente. Otra temible nueva glaciación extinguió de un plumazo a los desafortunados gigantosaurios y a los helechos primigenios. El paraíso había terminado.

    En estos casos, se supone que la naturaleza tiene preparado un plan B, y exactamente lo tuvo; en  medio de la confusión del destartalado ecosistema algunas especies salieron a flote. Seguro que porque era pequeñito y más adaptable, lemúrido sobrevivió, una especie de hurón o rata grande, hoy casi una anécdota del destino, un prócer perfil bajo de aquel asunto.

    Lemúrido le puso el pecho a la catástrofe, entendió que esa no era su hora, y si las aves y otros animalitos menores podían soportar mejor la vida, alguna clave había. Harto de seguir metiendo sus patas en el hielo, no se dio por vencido y subió a los árboles. Allí conseguiría cobijo del frío, y aún, hojas frescas para comer. No fue de la noche a la mañana, claro, la adaptación le llevó un tiempo extraordinario. Las mutaciones sucesivas alargaron sus patas cortas, convirtiéndolas en brazos largos aptos para saltar por las ramas, y en manos prensiles para tomar la comida; su futuro había llegado. De pronto era todo un prosimio e iba por más, intentaba ser un “primate”, el camino anterior al homínido… ¿Homínido? De esa cuasi rata ¿Un homínido?…                                                                                

                                                                                                                                       (Continuará)

 

(Fragmentos introductorios  de “El lenguaje es un problema espiritual”,  libro de autor, en proceso:  Nora Sielas 2015)

Este es nuestro momento interactivo. “Rincón del Escritor” te invita a participar con tu opinión en esta breve encuesta:

Sé breve y sincero: ¿Estás impresionado?… ¿De dónde creés provenir? ¿Qué tierra hubieras imaginado para vos?

Anuncios

2 pensamientos en “Irse por las ramas…(1ra. Parte)

  1. ¿Impresionada? Quizá no tanto… a esta altura de acumulación de documentales y libros en mi vida, creo haber creado mi propia teoría: un meteorito trajo la vida a este planeta, el lemúrido es mi abuelito mamífero ancestral y los extraterrestres dieron el regalo de la inteligencia a los primates. Por eso creo que la humanidad es un proyecto de laboratorio de otra civilización, y el planeta es un gigantesco espacio experimental.
    Lo seguro es que compartimos información genética con casi todos los seres vivientes (los humanos no somos tan exclusivos como pensamos), tenemos tanto de árboles como de arañas… ¡pero cómo nos cuesta ser humildes!
    ¡Gracias por la invitación a sumar reflexiones! ¡Espero el siguiente post!

    • Interesante comentario. Nos vemos en la próxima. Si querés sumar tu e-mail -piensa que será un avance más en esta cadena evolutiva, pero, por sobre todo, nos dará mucho gusto-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s