Acerca de la nueva edicion del DRAE (Diccionario de la Real Academia Española)

Castellano

En conmemoración del III Centenario de la Real Academia Española, el pasado 17 de octubre se presentó oficialmente la 23ª edición del Diccionario de la lengua española, dedicada al tricentenario y fruto de la colaboración de las veintidós corporaciones integradas en la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE). En la ceremonia se hizo entrega a los reyes de un ejemplar de esta nueva edición del Diccionario, la vigesimotercera desde la publicación de la primera en un solo tomo, en 1780.

Diccionario

El Diccionario, cuya versión en papel ocupa 2376 páginas, fue sometido a una profunda revisión durante los trece años transcurridos desde su anterior edición en 2001. La aparición, entre 2009 y 2011, de un importante grupo de obras académicas (la Nueva gramática de la lengua española, la Ortografía de la lengua española y el Diccionario de americanismos) hizo necesario el desarrollo de trabajos de armonización entre los contenidos de estas obras y el Diccionario.

El propósito del Diccionario es recoger el léxico general utilizado en España y en la América hispanohablante.

Las enmiendas introducidas en esta vigesimotercera edición suman unas 140.000, que afectan a un total de 49.000 artículos. Las supresiones de artículos son aproximadamente 1350.

Así, el Diccionario de la lengua española se renueva y se ha adaptado a los tiempos modernos al agregar términos que son utilizados en la vida cotidiana y no habían sido reconocidos de manera oficial como palabras que forman parte del español. Hay cerca de 19.000 americanismos, exactamente 18.712 acepciones de origen americano.

De esta forma aparecen:

amigovio, via. (Fusión de amigo y novio) . m. y f. coloq. Arg., Méx., Par. y Ur. Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo.
basurita. (Del dim. de basura) . f. Arg., Chile, Ec., Guat., Hond., Méx., Nic., Pan., Par., Ur. y Ven. Partícula de suciedad, especialmente la que se introduce en el ojo.
lonchera. (De lonche y -era) . f. Arg., Bol., Chile, Col., C. Rica, Ec., Guat., Méx., Nic., Pan., Perú, P. Rico y Ven. Recipiente pequeño, de plástico u otro material, que sirve para llevar comida ligera, especialmente los niños cuando van a la escuela.
platicón (o platicona): f. Méx. Charlatán.
papichulo. Méx., Par. y P. Rico. Hombre que, por su atractivo físico, es objeto de deseo.
miguelito. Arg. Bol., Ec. y Perú. Artefacto con clavos grandes y retorcidos.
motoneta. Motocicleta con ruedas pequeñas que tiene una plataforma para apoyar los pies.
homoparental. Familia formada por dos personas del mismo sexo y los hijos.
yerno. Cónyuge masculino de la hija o del hijo de una persona.
digitalizar…. [Adición de acepción]. í¬ tr. 2. Convertir o codificar en números dígitos datos o informaciones de carácter continuo, como una imagen fotográfica, un documento o un libro.
nube…. [Adición de acepción]. í¬ f. 8. Inform. Espacio de almacenamiento y procesamiento de datos y archivos ubicado en internet, al que puede acceder el usuario desde cualquier dispositivo.
pantallazo. Captura del contenido que se visualiza en la pantalla de una computadora.

También incorpora los vocablos “limpiavidrios” (los que limpian los cristales y el producto que se utiliza para hacerlo), “guardavidas” ( la persona encargada de la seguridad de los bañistas), “jardín de infancia” o “kínder” (forma acortada de “kindergarten”), el verbo “conflictuar” (quienes provocan un conflicto en algo o en alguien), y “propagandear” (aquellos que hacen propaganda o publicidad).

El famoso “botellón” (reunión al aire libre de jóvenes, ruidosa y generalmente nocturna, en la que se consumen en abundancia bebidas alcohólicas) entra en el Diccionario, aunque con la marca de “Esp.” porque solo se utiliza en España.

Esa misma marca la lleva la voz coloquial “chupi“, con la que uno expresa que se lo pasa muy bien o que algo es estupendo.

Otras de las novedades que las Academias de la Lengua Española aprobaron incluir en la edición 23ª del Diccionario son: “bótox”; “cameo”; “multiculturalidad”; “red social”.

Se mantienen dudas respecto de palabras que figuran en ediciones anteriores del diccionario y que continúan generando polémica. Una de las palabras es “almóndiga“, de la que el director de esta monumental obra, Pedro Álvarez de Miranda, explicó que es una “variante histórica bien documentada de las formas etimológicas con –b–, y harto conocido el trueque de esa consonante bilabial por la también bilabial –m–”. Sin embargo, dejó en claro que el Diccionario panhispánico de dudas de la misma institución desaconseja expresamente el empleo de “almóndiga” por ser propio “del habla popular de algunas zonas”, y que la inclusión en el diccionario refiere exclusivamente al ser material de consulta, pero no para el uso diario.

Palabras extranjeras (los extranjerismos figuran en cursiva cuando no se han adaptado al español)
¡Y pensar que iniciamos nuestra sección LLAMANDO AL CASTELLANO “criticando” el uso excesivo de palabras de origen inglés en nuestra lengua castellana! Cambia, todo cambia, como dice la canción. Es más que entendible en el caso de la tecnología ya que crea una terminología difícil de traducir.

Algunas palabras procedentes de las nueves tecnologías son:

dron. (Del ingl. drone) . m. Aeronave no tripulada.
hacker. (Voz ingl.) . m. y f. Inform. pirata informático.
tuit. (Del ingl. tweet) . m. Mensaje digital que se envía a través de la red social Twitter® y que no puede rebasar un número limitado de caracteres.
tuitear. intr. 1. Comunicarse por medio de tuits. íð tr. 2. Enviar algo por medio de un tuit.
wifi. (Tb. wi fi. ? Del ingl. Wi-Fi®, marca reg.) . m. Inform. Sistema de conexión inalámbrica, dentro de un área determinada, entre dispositivos electrónicos, y frecuentemente para acceso a internet.

Otras palabras extranjeras

establishment. Grupo de personas que ejerce el poder.
chaise longue. Asiento mullido, alargado y normalmente sin brazos, que permite estirar las piernas.
quad. Vehículo todoterreno de cuatro ruedas similar a una motocicleta
spa. Establecimiento que ofrece tratamientos, terapias o sistemas de relajación.
coach. Persona que asesora a otra para impulsar su desarrollo profesional y personal y, en el lenguaje deportivo, entrenador.

backstage. Espacio situado detrás de un escenario o de una pasarela donde se preparan quienes intervienen en un desfile de moda.

Del mundo islámico han saltado al diccionario:

Burka. Vestidura femenina propia de Afganistán y otros países islámicos, que oculta el cuerpo y la cabeza por completo, dejando una pequeña abertura de malla a la altura de los ojo.
Hiyab. Pañuelo usado por las mujeres musulmanas para cubrirse la cabeza.

El francés nos presta, “impasse” (callejón sin salida y compás de espera) y “affaire” (aventura, relación amorosa ocasional)

Y el italiano aporta birra, la forma coloquial de referirse a la cerveza.

Otras novedades:

feminicidio. (Del lat. femina ‘mujer’ y -cidio; cf. ingl. feminicide) . m. Asesinato de una mujer por razón de su sexo.
mileurista. adj. 1. Esp. Dicho de una persona: Que percibe un sueldo mensual que se sitúa en torno a mil euros y generalmente se considera por debajo de sus expectativas profesionales. U. t. c. s. í¬ 2. Esp. Perteneciente o relativo al mileurista o al mileurismo. Salario mileurista.
gaita. … [Adición de acepción.] í¬ I 4 bis a. coloq. Esp. Tontería o cosa sin importancia. U. m. en pl. Déjate de gaitas.

La versión electrónica de la anterior edición del DRAE (22ª ed. de 2001), accesible gratuitamente en la Red, fue actualizada en cinco ocasiones, entre 2004 y 2012.

Sin embargo la actual edición en papel (23ª), publicada por Espasa no está aún disponible en la versión electrónica; de acuerdo a información proporcionada por la RAE habrá que esperar unos meses para que los cambios se vean reflejados en la versión electrónica del diccionario.

Fuentes consultadas:

http://www.rae.es/
http://www.infobae.com
http://www.unionguanajuato.mx
http://noticias.univision.com

Anuncios

La momia, la bibliotecaria y los dos errores.

El_ojo_bibliotecario

Egipto, lugar de desierto, pirámides, momias… ¡y también aventureros!
La película “La Momia” nos lleva a la época de los grandes descubrimientos en egiptología.

A comienzos del siglo XX, una bibliotecaria llamada Evelyn, quien sostiene que “nada malo puede ocurrir cuando se lee un libro”, se topa con una obra especial. A partir de allí, la aventura la lleva por arenosos caminos, con momia resucitada incluida.

 foto3

Aquí está el primer tema, se conoce la fascinación que tenían los antiguos egipcios por la muerte. Según su religión, la vida después de la muerte era similar a la terrena, por eso a los difuntos se los acompañaba con todo lo que pudieran necesitar, incluso alimentos. El “Libro de los muertos” consistía en las instrucciones a seguir para superar el juicio de Osiris, transitar el inframundo y llegar a la otra vida en el Aaru (especie de paraíso). Se conservan varias versiones del “Libro de los muertos” pues se mandaban hacer especialmente, incluso se hacían a medida del interesado.

He aquí el primer error: el “libro” que Evelyn lee contiene la manera de devolver su vida a la momia que da título a la película, por lo que no se trata de un libro de los muertos propiamente dicho. El segundo error es que lee varias placas de metal, articuladas con una bisagra a modo de encuadernación. Este formato corresponde al códice o codex, que fue invento romano. Así es, los egipcios escribían en papiro, material que solamente se podía enrollar.

foto1

Otro tema que toca la película es el estereotipo del bibliotecario y de la biblioteca. Evelyn es sabionda, dedicada a demostrar todo lo que sabe en todo momento y, además, es torpe y débil. Siguiendo este personaje, se puede concluir que los bibliotecarios (en especial “las bibliotecarias”) caen en la clase del antihéroe. Pero no todo es tan negativo, el diálogo que mantiene Evelyn con el héroe Rick O’Connell viene a ilustrar el asunto:

Evelyn: Mire, yo… quizá no sea una exploradora, o una aventurera, o una buscadora de tesoros, Sr. O’Connell, pero estoy orgullosa de lo que soy.
Rick: ¿Y qué es?
Evelyn: Yo… soy bibliotecaria.

Cabe aclarar que esta arenga profesional ocurre cuando Evelyn está bajo los efectos del alcohol, pero es igualmente válido si consideramos el dicho popular que dice “los niños y los borrachos siempre dicen la verdad”. Lamentablemente, Evelyn se convierte en una heroína capaz de manipular armas (cambio observable si se tiene oportunidad y/o paciencia de ver las secuelas). ¿Era realmente necesario este cambio? Hollywood es quien tiene la respuesta.

          La momia

foto2

 

 

 

 

 

Ficha técnica

La momia (1999) – “The Mummy”

Director: Stephen Sommers

Guionistas: Stephen Sommers y Lloyd Fonvielle

Protagonistas: Brendan Fraser, Rachel Weisz, John Hannah